diumenge, 22 de maig de 2011

La dirección del centro respalda las demandas de los alumnos que pretenden evitar desplazarse hasta Torrevieja o Elche

Los alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Orihuela registraron ayer 423 firmas para que la Conselleria de Educación abra el nivel avanzado de Valenciano en este municipio y evitar que los estudiantes de esta lengua deban trasladarse hasta Torrevieja o hasta Elche para continuar con sus estudios. Esta reivindicación está avalada por la dirección del centro oriolano.
Manuel López, el representante de los alumnos implicados en esta iniciativa, detalló que las firmas iban acompañadas de 59 instancias presentadas por los propios estudiantes de la EOI, ya que muchos vecinos de Orihuela que no aprenden idiomas en este centro se han adherido a esta causa a través de su firma.
El documento, registrado ayer en la propia escuela oriolana, pretende ampliar los niveles ofertados de valenciano, una lengua que los oriolanos estudian para poder hacer oposiciones y promocionar en su carrera profesional, explicó López. Ahora mismo, quince alumnos estudian el grado intermedio de valenciano en la EOI de Orihuela.
Los alumnos consideran que esta es una reivindicación razonable, puesto que Orihuela consiguió una escuela independiente hace dos años tras varios de ser un aulario dependiente de la EOI de Torrevieja.
Según Enric Martorell, uno de los dos profesores que enseñan valenciano en este centro, haría falta que otro profesor se incorporase, al menos media jornada, para hacer frente al nuevo nivel, en caso de que las demandas de los estudiantes lleguen a buen puerto.
El director de la EOI de Orihuela, Sergio Rodríguez, la presentación de las firmas y de las instancias son "adecuadas", ya que debe ser el alumnado el que exija a la Conselleria la implantación de un nuevo nivel. Rodríguez detalló que el centro oriolano tiene capacidad para 2.000 alumnos en turno de mañana y tarde y que ahora hay matriculados 950. La cifra de estudiantes de la EOI se incrementó con la apertura de las nuevas instalaciones, situadas en la avenida Príncipe de Asturias, ya que en el curso 2009-2010 era unos 800.